30 de septiembre de 2008

Conclusiones sobre el lado oscuro.


Se ve muy necesario que podamos sacar conclusiones de toda esta enseñanza, sin prejuicios, sin estructuras ni pautas, permitiéndonos sacar de nosotros aquello que fue aprendido y que solemos mantener por egos.

Una de las cosas que más me han ayudado en este camino, fue mi actitud que  catalogo de coherente desde el inicio, de ateo pasé a ser creyente en el transcurso de una noche y después me cuestioné mi vida, curiosamente pese a tener tantos egos entonces, pude a pesar de ellos darme cuenta que no servía de mucho lo que había estudiado, me refiero a mis estudios formales, pude comprender o avizorar que había mucha basura aprehendida, la que comencé a soltar. Esto es porque algunas cosas me resultan más fáciles que a otros, comencé de poco a poco a desapegarme de mis creencias (de todo orden) algunas con mayor otras con menor resistencia, pero lento o rápido fui avanzando. Que quiero decir con esto, que tenemos tanta mala información aprendida, cargamos con tanta cosa que no sirve para nada, que no damos espacio para que entre algo distinto, supongo que por miedo o desidia, o sea, egos.

 

Es tanto el tiempo que la oscuridad ha reinado sobre estos mundos, que todo ha pasado por sus manos y eso incluye el conocimiento místico, de tal manera que es el momento como dije en su oportunidad de cuestionarlo todo, absolutamente todo, si tenemos la oficialidad espiritual metida en la cabeza, no nos sirve de nada lo que hagamos, hay que cuestionárselo todo partiendo por lo que estoy escribiendo y ahí dejar actuar al corazón, no a la mente, no a la razón porque en ese momento entra el lado oscuro y esto ocurre por algo muy simple, bueno ahora digo que es simple, aprender cada cosa que pueda escribir o enseñar me ha llevado mucho trabajo; nadie puede dar aquello que no tiene, solo damos lo que poseemos en nosotros, la oscuridad en términos generales es antiamor, es anticristo, es desamor, odio, esto es lo que hay en los corazones del lado oscuro de tal modo que no se puede conmover ni reaccionar de una manera correcta porque es algo que el L.o. no sabe porque no lo tiene, sin embargo, nuestro corazón o nuestra alma que está compuesta –aunque ya no tenga mucho- de amor puede sentirse y vibrar con una verdad hasta te puedes emocionar y te caen hasta lágrimas cuando topas con ella.

El L.o. pesa en nosotros y mucho, siempre lo ha hecho, para mi el libre albedrío es casi un chiste, en ocasiones lo expliqué como un recurso de la oscuridad para sostener este sistema de cosas del cual todos participábamos y/o participamos, si vemos la ilustración de la anterior entrada de manera objetiva, no tenemos por donde manifestar nuestra voluntad, porque sería una imposición de la pequeña conciencia despierta en contra de esa gran inconsciencia, lo cual no me parece que ocurra para nada, si me parece a mi que el alma despierta, pesa mucho en este plano y eso hace que el L.o. actúe con dificultades, pero siempre nos ha terminado imponiendo su voluntad, el que pueda haber una sola persona que lo haya logrado lo estaríamos llamando un 2º Buda, ya que nosotros podemos dar cuenta o decir aquello que vemos en el plano de la tridimensionalidad, pero no sabemos lo que pasa en otras dimensiones en las que también participamos y que también cuentan, ni sabemos lo de los planos astrales, ni del plano elemental, ni el etérico, entonces ¿con qué responsabilidad puedo decir que manejo mi voluntad y que tengo libre albedrío? Ya que decir eso para mi es casi como decir que somos libres, libre albedrío supone una conciencia libre y lo que yo sostengo es justamente lo contrario.

 

Vivimos en mundos de la dualidad, todo se creó con un anti (por la oscuridad), no es creación divina que esto sea así, lo que pasa es que el intelecto es menos que limitado para entender que podría haber mundos sin dualidad, como vivimos en medio de ella no somos capaces de entender siquiera otra forma de existir, pero la hay. Y en medio de esta dualidad, todo está sin contrapeso, uno tiende a pensar en una balanza cuando se menciona la dualidad y ponemos 50% en un lado y 50% en el otro, pero quiero ser enfático en esto, ¡no es así! Hay bien y mal, pero no 50/50, hay mal a raudales y gotas de bien y esto ha sido para nosotros al menos siempre así, es como la conciencia, una tremenda desigualdad y esta es la causa de porque nunca haya resultado ningún plan divino. La pregunta de Pedro en su comentario a la entrada anterior es certera y profunda, acaso denota en su simpleza una conciencia más desarrollada que otros al darse cuenta que no tenemos por donde.

Veamos: no hay equilibrio, no puede buscarse equilibrio en términos reales cuando todo está desequilibrado, es como querer hacer equilibrio en medio de las olas de Waikiki; ahora suponiendo que eres una persona muy iluminada y que ha cultivado su espíritu y que piensas que puedes estar en equilibrio que puedes centrarte, de acuerdo si se puede hacer, pero solo por momentos y eso es absurdo, el efecto debería ser permanente y no transitorio, técnicamente sería como lograr el equilibrio como el equilibrista de circo, que lo ponen en una cuerda y lo logra, pero es solo un instante.

Otro detalle que no es tal, es olvidar la ley de causa y efecto, que nos ha penado desde siempre, por ejemplo, querer lograr equilibrio supone que no tienes karmas en sentido contrario o querer iluminarse o querer ser liberado o redimido, etc., etc., y si tenemos estos karmas y ¡si, los tenemos! entonces es iluso y cándido pensar en equilibrio, iluminación, redención, etc.

 

No es correcto tampoco que siguiendo el principio de cómo es arriba es abajo, nos de para presuponer que todo arriba es exactamente igual al infierno, porque la realidad me indica que eso es otro principio espiritual enseñado pero incorrecto, nuestro techo son los cielos medios, ese es nuestro arriba, allí nos pusimos como dioses, allí si hay dualidad, pero en los cielos superiores, ¡no!. No existe el mal, este es creación no origen, el que haya existido una falla cuando se hicieron los dioses, no significó que eso era una manifestación del funcionamiento superior sino mas bien como se desarrollaron las cosas en el proceso de creación.

 

Normalmente se enseña el deber ser en casi la totalidad de las escuelas de metafísica o esotéricas o a través de místicos también. Lo que yo enseño es el SER no el deber ser, eso es lo que me pone en aparente contradicción con muchos, a mi juicio allí estriban las grandes diferencias, el deber ser lo están poniendo como una realidad y eso no es así; es como sería si…, al tratar de llevar este deber ser a la realidad es el momento donde se producen los choques y la gente dice que le cuesta tanto hacer tal o cual cosa espiritual, el problema no es de la gente es de las enseñanzas incorrectas porque se trata de aplicar una formula que nunca va a resultar en nuestra realidad.

 

Ante toda la aplastante realidad ¿Tenemos alguna opción de cambio a nuestra oscura realidad? Esa es la gran pregunta y sin rodeos, respondo derechamente, ¡SI! Categórico. Esa es la promesa. Todo lo que ha ocurrido en nuestro universo local, es por amor del Padre, amor  al dragón y la serpiente, como hijos suyos que son independiente de la transformación, por eso dejó seguir adelante con la caída por Amor a nosotros, para que nos diéramos el gusto de vivirla a nuestra manera con nuestro propio gobierno, pero todo tiene que terminar incluso nuestra ilusión y ahora se va a manifestar el poder del Padre, cosa que antes no había ocurrido, -salvo que el lo hubiese querido respecto de alguien en particular-, ahora vamos a sentir por fin al Amor de las huestes celestiales las Adonai Sabayoth, que están prestos a nuestra liberación, esperando que demos los pasos correctos aquellos que podamos estar despertando para provocar el rescate y liberación y una vez que esté listo el número suficiente de almas, viviremos este proceso. Recomendaciones…4, 1º amar a Yahveh tu dios con toda tu fuerza, con toda tu alma y todo tu espiritu, 2º Amarse los unos a los otros, 3º cultivarse espiritualmente como las vírgenes discretas de los evangelios y 4º el sendero octuple de Buda.

El que no haya ocurrido antes en otros ciclos de espacio tiempo, como va a ocurrir ahora es porque “el horno no estaba para bollos” y ahora si, ahora que hay un arrepentimiento de parte de muchos a lo que era el sistema de la oscuridad. Lamento mucho haber sido como fui, pero ya me estoy perdonando y vosotros os debéis perdonar también.

 

Que el amor de Yahveh que hay en mí llegue a tod@s vosotr@s.